LATINAS QUE HAN DEJADO HUELLA EN EL MUNDO

MANUELA SÁENZ

Manuelita Sáenz nació en Quito, Ecuador; el 27 de diciembre de 1797. Heroína de la independencia de America del Sur. Hija ilegítima de Simón Sáenz de Vergara, hidalgo español funcionario de la Real Audiencia de Quito y María Joaquina de Aizpuru. Manuelita, una Joven hermosa e inteligente, lectora de los clásicos griegos y autores franceses, aprendió francés e inglés. Su padre concertó por su cuenta su matrimonio con un comerciante inglés, James Thorne a quien entregó 8000 pesos como dote. Se casó en Lima en 1817.

En 1820, se unió al movimiento para derrocar al virrey del Perú. Cuando el general San Martín llegó a Lima, condecoró a Manuela por su labor en la lucha por la independencia. Cuando Simón Bolívar llegó triunfante a Quito en junio de 1822 después de liberar a Venezuela y Colombia, Manuela fue encargada de colocarle una corona de laureles. Durante la noche, en el baile, Bolívar y Manuela se enamoraron y ella se convirtió desde entonces en compañera de luchas, consejera política y amante. Abandonó a su marido y acompañó a Bolívar en numerosas campañas.

Se convirtió en una aliada clave en los esfuerzos revolucionarios de Bolívar y lo ayudó de todas las formas posibles. Salvó su vida en el asalto que sufrieron en el palacio de San Carlos en Bogotá en 1828. Por ello, desde entonces fue conocida como ‘Libertadora del Libertador’. Tras la muerte de Bolívar (1830) fue desterrada a Jamaica y, más tarde, a Perú, sobreviviendo en el puerto peruano de Paita vendiendo dulces y tabaco. Manuela Sáenz falleció el 23 de noviembre de 1856, en Paita, durante una epidemia de difteria.

La ecuatoriana Manuela Sáenz, fue criticada y desprestigiada por muchos, su papel como heroína en la independencia latinoamericana fue olvidado incluso años antes de su muerte. Sin embargo, a partir del siglo XX, los historiadores han comenzado a reconocer a Sáenz como líder en la gesta libertadora de lo que hoy son Colombia, Ecuador y Perú y una de las precursoras del feminismo en América Latina. Mujer aguerrida y autónoma, la valiente Manuela Sáenz es sin duda uno de los personajes más interesantes de las guerras de independencia de América del Sur. Fue una de las más destacadas y avanzadas defensoras de los derechos de la mujer.

Una mujer extremadamente valiente, que estaba acostumbrada a no dejarse intimidar por los duros estándares sociales que desde nacimiento y por genero se le fueron impuestos. Desde el decidir a quién amar, hasta el hecho de ser una fuerte independentista, siempre fiel a sus ideales, Manuala recibió el reconocimiento de “La orden el sol” de Perú.

“Jamás me harán vacilar ni temer”

-Manuela Sáenz-

Contáctanos

Si necesitas contactarnos para hacer alguna consulta o dejar un comentario, llena el siguiente formulario y un agente Latina se pondrá en contacto contigo.

* Campos Obligatorios

9 + 14 =