LATINAS QUE HAN DEJADO HUELLA EN EL MUNDO

Rigoberta Menchú

La Dra. Rigoberta Menchú Tum es mujer Maya K’iche’ que ha trabajado por los derechos humanos. Destacó especialmente gracias a su liderazgo en las luchas sociales de Guatemala.

Nacimiento: Quiché, 9 de enero de 1959. 

Nació en la Aldea Laj Chimel —San Miguel Uspantán, Quiché—, dentro de una familia pobre, descendiente de la cultura maya. Fue hija de Vicente Menchú Pérez y Juana Tum K’otoja. Desde joven ayudó a su hogar con tareas de agricultura, la cual era la actividad que hacía posible su subsistencia.

Posteriormente, participó en actividades de reforma social a través de la Iglesia católica. Se involucró grandemente en el movimiento a favor de los derechos de la mujer.

Cuando una organización guerrillera se instaló en el área donde ella y su familia vivían, fueron acusados de tomar parte en sus actividades. El padre de Rigoberta, Vicente, fue aprisionado y torturado por supuestamente haber participado en la ejecución del dueño de una plantación.

En 1979, Rigoberta se unió al Comité de Unidad Campesina —CUC—, una organización a la cual se había unido su padre cuando fue liberado. Ese mismo año, su hermano fue arrestado, torturado y ejecutado por el ejército. Y un año después, su padre también murió cuando fuerzas de seguridad en la ciudad capital atacaron la Embajada Española.

Rigoberta Menchú Tum comenzó a involucrarse más en las actividades del CUC. Aprendió español y otras lenguas mayas, además de su quiché nativo. Posteriormente, se unió al grupo radical Frente Popular del 31 de Enero. Allí su mayor contribución fue educar a los pobladores sobre resistencia a la masiva opresión militar.

En 1981, Rigoberta Menchú Tum tuvo que esconderse y huyó hacia México. Un año después, tomó parte en la fundación de la Representación Unida de la Oposición Guatemalteca —RUOG—.

Luego, en 1983 contó su historia a Elisabeth Burgos Debray, lo cual resultó en un libro Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia. Dicha publicación atrajo una gran atención internacionalmente.

En 1987 fue la narradora de una película llamada Cuando las Montañas Tiemblan. A través de los años se dio a conocer por liderar grupos que luchan por los derechos de los indígenas.

Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1992, reconociendo su trabajo para la justicia social. Después de ganar el premio, regresó a Guatemala y estableció la Fundación Rigoberta Menchú Tum para apoyar las comunidades mayas y sobrevivientes de varios ataques durante el Conflicto Armado Interno.

“La paz no es solamente la ausencia de la guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz.”

Rigoberta Mench

Contáctanos

Si necesitas contactarnos para hacer alguna consulta o dejar un comentario, llena el siguiente formulario y un agente Latina se pondrá en contacto contigo.

* Campos Obligatorios

3 + 8 =